El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 16 de diciembre de 2017    N° de Edición On Line: 2402

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Denuncian otro caso de bullying en el complejo parroquial Santa María

 Una alumna del primario sufrió reiteradas burlas y maltratos verbales por parte de sus compañeros. Cuando el papá fue a quejarse, un representante legal amenazó con llamar a la policía. La DIPREGEP investiga el caso.
Escuela Santa María.

BulletEscuela Santa María.

13.10.2017, 00:29:46 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
La Dirección provincial de Educación de Gestión Privada (DIPREGEP) investiga un caso de bullying ocurrido en las últimas semanas en la Escuela Santa María, el que se suma al denunciado la semana pasada por un papá de una alumna que concurría al nivel secundario y que fue cambiada a otro establecimiento ante la pasividad de los directivos y representantes legales.
 
Familiares de la alumna que concurre a la quinta de calles Mosconi y Tucumán revelaron a El Ciudadano que hace alrededor de un mes la niña sufrió una serie de burlas y maltratos verbales por parte de sus compañeros, lo que no habrían sido cortados a tiempo por el personal docente.
 
“Le empezaron a decir que era que era gorda, que era una burra, que se matara porque no servía para nada. A todo esto la maestra no hizo nada y tenemos entendido que también se burló de la situación” dijo a El Ciudadano un familiar cercano de la alumna.
 
Estos ataques ocurrieron en un contexto de mucha vulnerabilidad de la víctima, que bajó su rendimiento escolar debido a una seria de problemas en el hogar. Al repetir el año perdió el contacto con los compañeros que tuvo desde el Jardín y se encontró con nuevos compañeros que no la recibieron de la mejor manera.
“Nosotros nos enteramos de lo que estaba sucediendo porque algunas madres están en un grupo de WhatsApp. Ahí se comentó que a la nena le decían ciertas cosas y fue así como el comentario llegó a la mamá”, revelaron los familiares a El Ciudadano.
 
A todo esto, el papá de la víctima concurrió a la Escuela para hablar del caso. “El señor Mansilla lo recibió, pero como no sabía qué explicación dar, se terminó molestando y le dijo que si no se retiraba iba a llamar a la policía. Es increíble que un representante legal conteste de esa manera. El señor Mansilla maltrata a los padres en lugar de dar respuestas”.
 
Entre tanto la familia ya habría tomado la decisión de cambiar a la niña de colegio una vez que finalice el ciclo lectivo debido a la falta de contención por parte del equipo docente y directivo.
 
Asimismo, la familia mantuvo un contacto con el padre Ramón Costilla, quien a diferencia del ex cura párroco Mario Slongo, no tiene control sobre lo que sucede en el complejo parroquial. Por lo tanto, la familia solicitó una entrevista con el obispo Gabriel Barba.

EL CASO DEL NIVEL SECUNDARIO: VIOLENCIA DE GÉNERO; NO BULLYING
 
La semana pasada este medio reveló que una alumna del nivel secundario del colegio Santa María se había cambiado de colegio tras sufrir una serie de agresiones y acosos verbales por parte de compañeros, situación que fue caracterizada como “bullying”.
 
Esta semana el papá de la víctima envió un correo electrónico a El Ciudadano para aclarar dicho concepto. A continuación reproducimos el texto respetando su pedido de mantener su nombre en reserva para preservar la identidad de su hija.
 
“Debido al lamentable incidente que mi hija tuvo en el colegio Santa María de Cañuelas, hicimos la denuncia a las autoridades que correspondían y al INADI, por consejo de nuestro abogado. En ningún momento quisimos que el hecho se volviera público, en principio, por proteger la identidad de nuestra hija y de los agresores involucrados. Entendemos que el caso ha tomado estado público, pero por el momento, intentamos que se resuelva en las instancias administrativas que corresponden. Agradecemos, como familia, la preocupación de los medios y la comunidad por el caso. Solo querríamos rectificar el que sea catalogado de ´bullying´, dado que en realidad es un caso de violencia de género. Catalogarlo de ´bullying´ le quita la entidad y gravedad que tiene.”
 
“Agradecemos que los nombres se hayan mantenido en reserva, nuestro objetivo es que éstos hechos no vuelvan a repetirse e hicimos la denuncia porque el colegio intentó minimizar el episodio y no vimos acciones tendientes a educar y concientizar sino, todo lo contrario, tomaron una actitud beligerante y poco comprensiva ante la víctima del lamentable hecho.”
 
“Por suerte, las amenazas de violencia de género expresadas, quedaron solo en amenazas, pero el colegio en vez de encauzar las acciones ante nuestra denuncia, tomó la actitud de hacérselas saber a sus excompañeros, logrando que mi hija vuelva a ser hostigada, lo que demuestra un poco feliz manejo de esta situación por parte de sus autoridades. Nosotros nos mantendremos en la vía administrativa y legal correspondiente y, si amerita, con la debida anuencia de nuestra hija y reservando su intimidad, más adelante podremos hablar de los hechos. En esta instancia creemos que exponer el caso de nuestra parte puede entorpecer la investigación en curso.”.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección