El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 20 de noviembre de 2017    N° de Edición On Line: 2376

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Bomberos sigue entrenando su perro y aspira sumar otro can especializado

‘Nika’ lleva cuatro años de actividad como servidora pública. El fin de semana pasado recibió una nueva capacitación. Ahora se incorporó un "colega".
El nuevo Border collie de los bomberos de Cañuelas.

BulletEl nuevo Border collie de los bomberos de Cañuelas.

11.09.2017, 11:08:57 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
Mientras algunos perros vienen siendo noticia por su participación en resonantes casos policiales, rastrillajes y allanamientos, en la esquina de Mitre y San Martín, ‘Nika’, una Golden retriever, va sumando horas de entrenamiento y sigue transformándose en una herramienta de los Bomberos Voluntarios de Cañuelas.
“Hay mucho para aprender de ellos”, aclara el ayudante de primera Leonardo Mazzocchi, luego de estar el fin de semana pasado en la zona de El Taladro. El sitio tenía “una tosquera, monte, una cava y taperas, todo combinando para el entrenamiento de los perros. Además de nuestra Nika, fuimos con otro bomberos con perros”.
 
Mazzocchi es el que forma el 'binomio' con Nika, es su guía. “Cada 15 días hay entrenamientos, con distintos escenarios, que pueden ser rurales, lugares abandonados y con aguas. La semana pasada combinamos con personal de Pilar, Luján, Cardales Marcos Paz, Villa Mol, Ascensión y de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, con trabajos diurnos y nocturnos”.
 
“El ejercicio se llevó adelante con ‘figurantes’ que son personas que se esconden y el animal lo sale a buscar hasta encontrarlo. Esto es para un futuro trabajo de rastros búsqueda de personas, vivas o muertas”, señaló el bombero local. Además explicó que “hay perros iniciales, intermedios y operativos”. La perra cañuelense es plenamente operativa y pronto podría tener un colega. Están preparando un cachorro de border collie, a cargo del bombero Juan Pablo García. Este perrito tuvo su primer entrenamiento el sábado pasado. “Habíamos probado con otro animal, pero no funcionó”.
 
Mazzocchi vive con la perra en su casa. Hasta la cama comparten. Nika hace más de tres años que recibe instrucción. “Es todo los días hacer algo con ellos. Así sean diez o quince minutos, es entrenar siempre. Hay que ser constante con el trabajo y se forja una relación especial. Por otro lado salimos a entrenar cada dos semanas con toda la brigada local”.
 
Mientras tanto, la perra olfatea con ganas a este cronista junto a Mazzocchi, mientras hace de cuartelero y recibe a El Ciudadano.
 
“Se está considerando el potencial que hay en materia prima de perros. Hay mucha tecnología, pero se sigue acudiendo a los perros”, destaca el bombero, y agrega que “de los casos policiales resonantes últimos han tenido participación clave los perros. Y nosotros estuvimos a punto de ser convocados a Esquel por la desaparición de Santiago Maldonado, pero nos bajaron”.
 
Nika ha prestado servicios en el Salado, Mar Chiquita y en la Región. Puede trabajar en lugares colapsados, derrumbados, buscando personas o cadáveres. Ahora está siendo entrenada para trabajar en terreno acuático.
 
Según el instructor, “estos animales juegan toda su vida, y así lo hacen con las personas que tienen que hallar. A la víctima le ladran porque están reclamando el juguete. Desde cachorros se les hace estimulación temprana y aprenden todo por repetición. Después con el tiempo agregas al figurante, busca, corre y ladra cuando lo encuentra y se le entrega el juguete. Después viene a jugar conmigo y pasamos a esconder el juguete. Nika usa para eso el olfato, ventea, y nosotros tenemos un olor característico para ellos. Ella trabaja para grandes catástrofes, inundaciones. Puede buscar personas vivas, muertas y en un futuro cadáveres en el agua”.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección