El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 25 de septiembre de 2017    N° de Edición On Line: 2320

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Un choque con cuatro lesionados graves

 Uno de ellos fue trasladado con respiración asistida a un sanatorio de Temperley y otro sufrió una fractura de vértebra.
Un choque con cuatro lesionados graves

11.09.2017, 10:50:42 | Policiales

Achicar texto Agrandar texto
Cuatro jóvenes (dos de ellos de Cañuelas) resultaron con lesiones graves como producto de un choque registrado el viernes a la madrugada en el kilómetro 65 de la ruta 205, frente a la Superintendencia de Policía Rural.
 
Alrededor de las 5 un Chevrolet Corsa Classic  patente GRP-243 conducido por Pedro Emiliano Retola (32), con domicilio en la calle Azcuénaga de nuestra ciudad, se dirigía en dirección a La Matanza cuando chocó desde atrás a un camión Mercedes Benz patente MXT 454 con acoplado cargado con piedra, que circulaba en el mismo sentido. Dicho vehículo de carga iba al mando de Juan Carlos Guzzi (73) domiciliado en Libertad al 1.100 de Cañuelas.
 
En el Corsa también iban Aldana del Río (19), domiciliada en la calle San Fernando al 6.100 de Virrey del Pino; Lucas Nahuel Aguilar (28) domiciliado en calle 25 de Mayo al 50 de Cañuelas; y Brenda Graciani, mayor de edad, domiciliada en Ruta 3 km. 54.
 
Según fuentes policiales, el grupo había estado en el pub Juana de Arco y al momento del siniestro Retola se dirigían a llevar a las chicas a sus casas, en Virrey del Pino y San Esteban.
 
El test de alcoholemia realizado al conductor del camión dio negativo; en tanto que al conductor del Corsa no se le pudo realizar la prueba por encontrarse entubado y sin conocimiento.
 
Los cuatro jóvenes fueron trasladados al Marzetti, donde fueron asistidos por todo el equipo de Guardia. A las 8, luego de ser estabilizado, Retola fue trasladado por su obra social al Sanatorio Juncal de Temperley. 
Al cierre de esta edición una fuente médica informó que el joven padeció un traumatismo encefalocraneano con pérdida de conocimiento; y un importante traumatismo facial con sangrado que requería respiración asistida por riesgo de aspirado. Asimismo tuvo una fractura de húmero izquierdo.
 
A partir de los estudios tomográficos realizados en Temperley  se determinó que tanto la columna como el cerebro no presentan lesiones graves más allá de la inflamación típica por lo que en las próximas horas se le retirará la respiración asistida para ver si logra respirar por sus propios medios.
 
Las dos chicas sufrieron traumatismo de cráneo y heridas contuso-cortantes en el rostro, sin riesgo de vida. Al cierre de esta edición se esperaba su traslado a otro centro por medio de su obra social (UOM).
 
En cuanto a Lucas Aguilar, también padeció un traumatismo de cráneo con fractura de la segunda vértebra cervical, sin desplazamiento y sin daño neurológico. Dado que su estado no reviste gravedad, continuará internado en el Hospital Marzetti.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección