El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 25 de septiembre de 2017    N° de Edición On Line: 2320

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Imparable ola de robos en la zona del casco urbano

Hubo nuevos hechos en los barrios 12 de octubre, Sargento Cabral y Centro. La policía no logró detener a ningún sospechoso ni recuperar elementos sustraídos.
Así quedó la puerta de la familia Dasgaard.

BulletAsí quedó la puerta de la familia Dasgaard.

01.09.2017, 06:39:32 | Policiales

Achicar texto Agrandar texto
La inseguridad sigue golpeando muy fuerte en distintos barrios de la Ciudad. Sobre todo en el 12 de Octubre y el Centro, donde crece la indignación frente a la incapacidad de las fuerzas policiales para contener el delito.
 
Los vecinos no exigen respuestas a los gritos frente a las puertas de la Comisaría o la Municipalidad, al menos por ahora. La bronca se canaliza por las redes sociales como sistema autogestivo de expresión y defensa.

PUERTA REVENTADA


Uno de los casos que trascendió fue en la casa de familia Dalsgaard, de Brandsen 1697. la ausencia de sus moradores fue elegida por los cacos. El viernes 18, en un margen de 10 horas en el que la casa estuvo sola, los delincuentes se alzaron con dinero en efectivo y algunas alhajas.
 
El Ciudadano solo pudo confirmar el hecho. Una de las damnificadas dijo sentirse aún “muy nerviosa” y prefirió no brindar detalles a este semanario. Se supo que ingresaron por el frente, reventando la puerta de madera. Se llevaron dinero y algunas alhajas. Durante el hecho la casa estuvo parcialmente tapada por un camión de Telecentro, lo que habría facilitado el accionar de los delincuentes.
 
Los ambientes de la casa que habita el matrimonio fueron revisados y dejados en completo desorden.

UN AUTO SOSPECHOSO
 
El mismo viernes la pareja de comerciantes de Karina Yapur y Mauricio Caeiro tuvo el inesperado ingreso de malvivientes. Desde su local de regalería de la avenida Libertad Karina comentó a este medio que “me faltó de todo, todavía sigo en shock”. 
 
Los intrusos se colaron por una ventana de la planta alta. “De adelante se veía perfecta. Íbamos a entrar y advertimos la presencia de policías en la esquina de casa. Iba por Basavilbaso y al girar en Acuña y 12 de Octubre había un montón de policías que bloqueaban Acuña. Les pregunto qué pasa y me hablaron de un auto sospechoso. Me resultó extraña la respuesta. Cuando estoy por entrar un vecino me dijo de algo que escuchó como un disparo. Llegó mi marido, ingresó mi hija y fue que vio la reja rota y la casa revuelta. Buscamos a la policía y les avisamos que estaban en casa. Luego me entero que ese auto que me mencionaron había estado en la puerta de mi casa, cercano al portón”.
 
La casa de Caeiro-Yapur está a menos de 100 metros de la vivienda de Susana Gaudenzi, saqueada durante las elecciones PASO, el 13 de agosto.

IMPOTENCIA Y SABOR AMARGO
 
“No puedo explicar lo que sentimos, es impotencia y un sabor amargo, lo material se recupera trabajando como lo hemos hecho siempre, pero no es el de Cañuelas donde me crié y tampoco quiero que crezcan mis nietos”. Así se expresó Vilma en Facebook luego del robo que sufriera su familia Godoy-Cattáneo, en Moreno 221. Hasta allí los delincuentes se dirigieron el fatídico viernes 18. El hecho fue descubierto en la noche por un integrante de la familia. Otra vez un escenario desordenado. El botín consistió en un dinero en efectivo y una computadora. Era la primera vez que sus ocupantes recibían un atraco en casi 35 años de residencia en ese lugar.

DOS PISTOLAS Y DINERO

 
Durante el feriado del lunes 21 fue saqueada la casa que alquila el empresario de la construcción Miguel Yusti (hijo), de 42 años, quien recordó que aprovechó ese día sin actividad laboral para hacer unos mandados y visitar a su madre. “Salí a eso de las 11 de la casa y al volver a las 13, encontré los pestillos de la puerta cerrados pero la puerta abierta. Al entrar vi todo tirado. Me fije que no hubiera gente. Llamé al 911”, dijo el empresario. Tenía las dos habitaciones revueltas.
 
“Se llevaron bastante plata, dos pistolas, ambas declaradas, un reloj muy bueno, producto del cumpleaños 40, cadenas, anillos, una notebook, dos celulares Samsung. Y las tablets de los nenes, que eran del Día del Niño, que fue lo que más me dolió”, reconoció la víctima durante un contacto con este medio.
 
El empresario y proveedor municipal agregó que “tuvieron maldad al arrancar el cable del televisor. No había necesidad y me dejaron dos televisores grandes que no se llevaron. Entonces supongo que andaban en una moto y con bolsos para cargar cosas chicas”.
 
También le faltaron perfumes, cheques y papeles vinculados a su actividad laboral.
 
Luego del hecho, preguntó en varias casas linderas pero nadie le pudo aportar algún dato de gente o movimientos extraños.
 
“No tengo noticias de nada. Hay que ponerle el pecho a lo que pasó. Pero me da cierta bronca en el horario que pasó todo. No fue en horario nocturnos. Es muy bravo lo que está pasando y laburo como tantos”, destacó.

UN PINSCHER Y MOTOCHORROS
 
Y en la tarde del miércoles 23 otro episodio con extraños se vivió en el domicilio de la docente y licenciada en comunicación Telma Martines. Mientras festejaba el cumpleaños de su hijo menor le avisaron que estaba abierto el portón de su garaje. Además, un vecino había advertido la presencia de algún intruso en el domicilio de Acuña 968: un masculino había salido corriendo. Efectivamente la mujer encontró dos hojas abiertas del portón. Revisó la casa y estaba todo como la había dejado pero faltaba la mascota: un perrito de raza pinscher, adulto. Recién en la medianoche fue encontrado por familiares, algo alborotado en su comportamiento.
 
“En la Comisaría me atendieron durante casi dos horas, haciendo una y otra vez preguntas sobre algo que no presenciamos. Al día siguiente vino un hombre que se presentó como el comisario para saber del hecho y del testigo que vio salir al extraño de casa”, destacó la denunciante. En abril Martines se dirigió a la seccional policial porque forzaron una ventana del dormitorio y lograron ingresar a la casa. Revolvieron algunos ambientes y se robaron elementos de electrónica, entre otras cosas chicas.
 
En tanto en la noche del jueves 24, alrededor de las 19, un hombre fue sorprendido por un ‘motochorro’, en las calles Córdoba entre Pellegrini y Vicente Casares, donde logró apoderarse, mediante una intimidación con un arma, de su billetera y un teléfono celular.
 

 
 
Fassi les pidió más coordinación a los jefes policiales
 
En medio de una semana que alteró los ánimos de la comunidad, la intendente Marisa Fassi y el diputado Gustavo Arrieta se reunieron con los jefes policiales del distrito y la región.
 
Según un comunicado del municipio, Fassi les pidió “reforzar los controles” en los accesos a Cañuelas, “una mayor integración” entre las distintas fuerzas; y “reconfigurar las cuadrículas”.
 
Participaron el jefe de la Departamental San Vicente, comisario Inspector Jorge Aguilar; el jefe de la Policía Comunal Cañuelas, comisario Inspector Adrián Pawlowski; el nuevo jefe de la Comisaría 1ª de Cañuelas, comisario César Jesús Guido López (designado la semana pasada); el jefe de Policía Local, comisario Claudio Alejandro Filito; el jefe del Comando de Patrulla, comisario Inspector Marcelo Silveyra; el Jefe del Grupo de Apoyo Departamental San Vicente, comisario Inspector Guillermo Gavilán; el Jefe de la Policía Vial Cañuelas, comisario José María Ponce; la Jefa de la Comisaría de la Mujer, comisaria Dra. Natalia Álvarez; el titular de la Comisaría 2ª de Máximo Paz, subcomisario Luis Alberto Godoy; el subcomisario Sebastián Medina (Comando Patrulla Rural); y el director de Seguridad Municipal, Rubén Varela. El subsecretario de Seguridad Ariel Morlini no se encontraba presente por hallarse de vacaciones.

OPINIONES DESDE EL FORO
 
Augusto Azzola, el comisario retirado que colabora ad honórem con el Foro de Seguridad, fue consultado por El Ciudadano sobre esta sucesión de ilícitos que sufre la ciudad.
 
“La seguridad tiene momentos. En algunos momentos ocurren cosas y en otros no pasa nada. Entiendo que no hay nada puntual en Cañuelas para que se dé esta sucesión de denuncias que ha trascendido. Lo que pasa acá ocurre en todo el país”, minimizó.
 
El oficial en estado de retiro destacó que como asesor técnico (ad honorem) del Foro de Seguridad Municipal, “recomendé la creación de grupos operativos específicos para investigar delitos, cosa que vieron viable, pero eso todavía no empezó”. 
 
Además, aclaró que “no participo de las reuniones del Foro porque me van a hacer reclamos cuando yo no soy el comisario”.
 
“La mejor prevención es una buena investigación. Y es algo que nos falta en Cañuelas. Se está mejorando el Centro de Monitoreo y el Centro de Emergencias para que funcione con inmediatez. Para ello se cuenta con teléfonos celulares destinado a los destacamentos y la Policía Rural, que ya tienen arriba de los móviles”, indicó Azzola en diálogo con El Ciudadano.
 
Agregó que se trabaja en un sistema de lectura de patentes de vehículos en las calles Del Carmen y Libertad. Y que se cuentan con 72 cámaras de seguridad, conectada a fibra óptica. La idea es llegar a 90.
Y explicó que los teléfonos de emergencia del COM y del Comando se encuentran instalados. Serán operados por un uniformado que rececpcionará la denuncia y al mismo tiempo seguirá por una pantalla la posición del móvil policial, asistido por un GPS. Este sistema se estima que será más efectivo que el 911. Al respecto precisó que hay un total de 26 GPS para ser instalados en los vehículos oficiales. Además, está autorizada la compra de medio centenar de handies para la Policía Local.
 
Sobre los patrulleros comentó que se pidió a la Provincia el recambio de unidades. Se deberían reemplazar al menos 20 vehículos.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección