El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 26 de septiembre de 2017    N° de Edición On Line: 2321

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

En medio de una fuerte polémica, un allegado a Arrieta se quedó con el cobro de las deudas municipales

Por mayoría el Concejo Deliberante le adjudicó al servicio a Sergio Etchetto, que era funcionario durante la gestión de Gustavo Arrieta como ministro de Asuntos Agrarios. Cambiemos votó en contra, denunció groseras irregularidades, falta de antecedentes técnicos y amenazó con hacer una denuncia en el Tribunal de Cuentas “por incompatibilidad manifiesta”.
Etchetto compartiendo unos mates con Marisa Fassi y Gustavo Arrieta en 2012.

BulletEtchetto compartiendo unos mates con Marisa Fassi y Gustavo Arrieta en 2012.

23.07.2017, 15:27:52 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
En un clima por momentos enfervorizado, con un duro cruce de palos y chicanas, el Concejo Deliberante aprobó por mayoría, en sesión extraordinaria, la adjudicación del cobro de deudas municipales a la empresa GEMU de Sergio Javier Etchetto, un contador de City Bell que fue estrecho colaborador de Gustavo Arrieta durante su gestión como ministro de Asuntos Agrarios.
 
Mientras que los concejales massistas Gustavo Casamayouret y Leonel Vázquez acompañaron a libro cerrado la aprobación del polémico Etchetto, desde el bloque Cambiemos plantearon una serie de cuestionamientos, tanto en el procedimiento de la licitación como en los antecedentes del recaudador.
 
Desde el bloque opositor Carlos Alvarez planteó que la empresa GEMU fue “la única oferente” y que el contador el contador Etchetto “cumplió funciones en el ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia, desde el año 2008 hasta marzo de 2014, en distintos cargos”. Precisó que “cuando el intendente en uso de licencia Gustavo Arrieta era ministro de esa cartera, Etchetto fue subsecretario de Producción, y dejó el organismo a los tres meses de que renunciara Arrieta”. También advirtió que el contador presentó como equipo técnico para Cañuelas, al abogado Germán Giarroco y al ingeniero en sistemas Leandro van der Wildt, quienes cumplieron tareas en el Ministerio durante el mandato de Arrieta.
 
“La relación laboral preexistente entre la oferente y el intendente en licencia, genera una sospecha de connivencia y encuadra un posible conflicto de intereses, en una tarea delicada como es el cobro de tasas municipales, de volúmenes de dinero importantes, de fondos públicos, con tasas muy altas, sobre todo para quienes no pueden pagarlo”, agregó Alvarez.
 
En tanto advirtió que Etchetto no cuenta con antecedentes técnicos comprobables. Los ediles de Cambiemos sólo pudieron encontrar actividad en la administración pública y “asesoramientos” a privados pero no tareas concretas de recupero de deudas. Este punto es importante ya que la Ordenanza de convocatoria a la licitación ponía el acento en los antecedentes como requisito para elegir al ganador.
 
Otra de las críticas que exhibió el edil opositor estuvo relacionada con la publicación de los edictos en este semanario y en el Boletín Oficial de la Provincia, con errores en las fechas y en el número de expediente. En concreto, las licitaciones se publicaron con las fechas ya vencidas y entre idas y vueltas de nuevas publicaciones, solo hubo un día hábil para adquirir el pliego, con un costo de 20 mil pesos. El único que pudo comprarlo fue Etchetto.
Desde el oficialismo retomaron los argumentos iniciados en la fallida sesión ordinaria iniciada la semana pasada en Los Pozos, interrumpida por falta de quórum.
 
Según Romina Marques Antunes, el proceso licitatorio fue “totalmente válido” y “los pasos del expediente fueron certificados por el área de Legales del municipio, como también los antecedentes del contador y su idoneidad”. En otro tramo dijo que esta iniciativa, “permitirá que los morosos con capacidad de pago, paguen. Es una medida de cinco meses. Esto nos permitirá cerrar un año con equilibrio fiscal.”
 
Desde el Frente Renovador, Gustavo Casamayouret afirmó que no había mayores objeciones al proyecto “salvo algunos errores de tipeo y administrativos que consideramos que son involuntarios, y que no modifican ni cambian la esencia del proyecto”. 
 
Su par de bancada, Leonel Vázquez, agregó: “Llegamos a esto por un evidente error de gestión, y ahora estamos apurados. Algo pasó en esos años de no ir a cobrarles a ciertos deudores. No podemos decir que no hay personal idóneo. Después de nueve años de gestión eso debería estar aceitado”. 
 
Luego mencionó que la Asociación de Abogados de Cañuelas, al carecer de personería jurídica, no podía presentarse en esta licitación y recomendó que una vez que se venza el plazo de cinco meses, se llame a otra licitación en la cual puedan participar profesionales de Cañuelas.
 
“No podemos hablar de cuestiones técnicas de un pliego, hay áreas para eso y profesionales. Este debate –se sumó Rodrigo Ruete– está fuera de foco. Escucho a Cambiemos hablar de conflictos de intereses, pero como estamos de campaña electoral, dicen esto. Es necesario en estas condiciones económicas del país hacer esta contratación. Todo lo demás lo pueden llevar al Tribunal de Cuentas. Si quieren, sigan tirando fuegos de artificio y hablamos de conflicto de intereses”.
 
“Si tienen dudas o sospechas de Etchetto, vayan a la justicia. Hablan de una supuesta convivencia cuando el gobierno que representan es una vergüenza, cuando el Presidente tiene una causa judicial por una deuda de su familia de 70 mil millones de pesos. Los acompañamos en las denuncias, pero miren un poco para atrás, que se nos cae la cara de vergüenza. Estamos en una crisis que el gobierno de Cambiemos ha generado”, arremetió el titular de la bancada del FpV-PJ Hugo Castagneris.



Representantes de la Asociación de Abogados pidieron el voto en contra
 
 
Mediante una nota que dirigió a los bloques en vísperas de las sesión del miércoles, la Asociación local de Abogados pidió que los concejales votaran en contra de la adjudicación a GEMU. 
 
La entidad que nuclea a unos 60 profesionales del distrito argumentó que la empresa resulta “incompatible” por estar dirigida por un ex funcionario de Arrieta; que "no acredita antecedentes" en materia de recupero de deudas, requisito básico que establecía el pliego de bases y condiciones; y que el ingreso de una empresa foránea implicará una pérdida de oportunidades laborales para los profesionales de Cañuelas.
 
Gisela Miraglia, presidente de la entidad, se encontraba presente durante el debate.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección