El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 26 de septiembre de 2017    N° de Edición On Line: 2321

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Macabro hallazgo en Udaondo: un puestero fue devorado por lechones

El hombre habría muerto por causas naturales. Los animales, que tenían acceso a la vivienda del cuidador, se alimentaron con su cuerpo.

19.07.2017, 13:41:36 | Policiales

Achicar texto Agrandar texto
El cadáver de un hombre que trabajaba como casero en un campo de Gobernador Udaondo fue hallado por sus empleadores cuando llegaron al predio.
 
Según una fuente oficial, la víctima fue identificada como Argentino Benjamín Saux, de 75 años. El hombre estaba prácticamente irreconocible. Había sido desmembrado. Y estaba además en estado de descomposición.
 
Fue encontrado en un campo ubicado en el Cuartel VI de Gobernador Udaondo.
 
Un vocero le dijo a este medio que los dueños del campo hacían ocho días que no iban a su propiedad debido a las lloviznas. Viven en el Gran Buenos Aires. El miércoles 12 cuando llegaron al lugar les llamó la atención que la tranquera estaba cerrada cuando debía estar abierta porque su llegada había sido anunciada y en general eran recibidos por el casero.
 
Avanzaron hasta la casa del puestero. La puerta estaba cerrada con llave. Forzaron el ingreso y lo encontraron muerto.
 
En el lugar del hallazgo no había elementos que indicaran que se había producido un suicidio o un homicidio. Tampoco faltaban elementos de la casita ni elementos del campo. Asimismo no había signos de violencia en el lugar.
 
Lo que hallaron no fue el cadáver completo, sino parte de él, ya que había sido devorado por lechones que se crían en el campo. El septuagenario criaba los animales y en su casa dejaba apenas un portón abierto, con cadena y candado, para que los animales pudieran pasar en caso de lluvia.
 
No se conoce la fecha exacta del deceso, pero desde entonces los animales fueron devorando el cadáver. En medio del comedor sólo quedaron restos de las piernas y el cráneo.
 
Tomó intervención la fiscal Pippo en una causa caratulada “averiguación de causales de muerte”. 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección