El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 13 de noviembre de 2019    N° de Edición On Line: 3099

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

El fantasma de los okupas llega al barrio Peluffo

Ya se produjeron algunos intentos de toma de terrenos. La Sociedad de Fomento le envió una carta al intendente, reclamando la intervención del municipio.
El fantasma de los okupas llega al barrio Peluffo

27.08.2011, 11:07:50 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
“Una noche vimos un camión que paró frente al baldío, cargado con chapas y maderas, como para armar unas casillas. Enseguida llamamos al Destacamento de Los Pozos, vino la policía y los echó. De todas maneras, cada tanto pasa algún auto raro con gente que va mirando los lotes”.

El relato pertenece a una vecina del barrio Peluffo que vive sobre la calle Puchetta (ex Jacarandá), cerca del límite con el barrio San Esteban. Gracias a su intervención la policía impidió lo que podría haber sido el primer asentamiento ilegal en el barrio Peluffo, una zona residencial donde predominan las casas quintas de terrenos amplios y parques cuidados.

Estos extraños movimientos, acentuados en vísperas de las elecciones, generó no poca preocupación en la Sociedad de Fomento, que hace quince días le envió una carta al intendente Gustavo Arrieta, firmada por el presidente Luis Gaig.

La misiva explica que en la zona se está gestando “una usurpación y/o entrega indiscriminada de tierras”, especialmente en la calle Mariano Puchetta entre Pueyrredón y Berutti; como así también en la esquina de Gorriti y Pueyrredón.

“Solicitamos de carácter urgente su intervención, pues los que habitamos este lugar, al que accedimos con un importante esfuerzo, que abonamos nuestros impuestos municipales y provinciales, no permitiremos que exista en nuestra comunidad asentamiento alguno, por todos los medios legales a nuestra disposición”, sostiene la nota de Gaig dirigida al intendente.

“Como podrá apreciar, Sr. Intendente, estas situaciones deterioran y arruinan la visión de nuestro Barrio, conformado por construcciones de ladrillo, con cercos perimetrales que ayudan asimismo a la seguridad de los habitantes del lugar, provocando estas ocupaciones una reducción en el valor de los inmuebles aledaños. Hacemos expresa reserva de iniciar las acciones judiciales pertinentes en resguardo, de los derechos de todos los vecinos”, concluye Gaig.

La nota, enviada a la intendencia hace dos semanas, todavía no obtuvo ninguna respuesta oficial por parte de las autoridades.

En diálogo con este medio, Gaig precisó que junto con estos intentos de toma de lotes también se han producido algunos robos en viviendas familiares, situación que podría estar relacionada con el recorrido de los vehículos foráneos. La familia Sánchez, en French y Belgrano, fue la última víctima de los rateros.

¿Pero estos intentos de usurpación son espontáneos o están alentados por algún puntero político que vive en el barrio, tal como ha ocurrido sistemáticamente en Los Pozos, Santa Anita o Máximo Paz Oeste?

Ante esa pregunta algunos vecinos del Peluffo señalan a una puntera que suele circular en un coche blanco y que sería la responsable de contactar a los okupas. Para otros, en cambio, la mujer ha colocado algunos cercos precarios en varios baldíos no con la intención de ocuparlos sino de ahuyentar y desalentar a los que vienen con chapas y tirantes.

Es responsabilidad del municipio intervenir con seriedad para evitar las mismas situaciones irregulares que se vienen observando en otras localidades del partido.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección