El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 24 de noviembre de 2017    N° de Edición On Line: 2380

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

El acusado de encerrar a su familia tuvo tres hijos con su hijastra discapacitada mental

Los tres menores nacieron producto de un abuso. Ahora se espera el relato de la joven violada en Cámara Gesell. Se agravó la situación del chofer imputado.

24.05.2017, 12:37:59 | Policiales

Achicar texto Agrandar texto
Ubaldo Miguel Reynoso fue indagado nuevamente por la fiscal Norma Pippo y esta vez se negó a declarar cuando se supo oficialmente que tiene tres hijos con su propia hijastra, que actualmente tiene 25 años. Su situación procesal empieza a complicarse todavía más con el resultado de los estudios de ADN a la joven discapacitada. La pericia determinó que Reynoso es el padre de los niños de 5 y 11 años, como así también de la beba nacida hace un mes. La nena mayor fue concebida cuando la madre era menor de edad.
 
Como se ha venido publicado esta historia empezó por el 2006, cuando la mujer del imputado, de ocupación chofer, lo denunció por abusar de la chica, luego de lo cual la familia se instaló en el barrio San Esteban, corredor de Ruta 3, y donde habría empezado el cautiverio de las víctimas.
 
Un allegado a la causa adelantó que el juzgado de Garantías 1 de La Plata no resolvió la prisión preventiva y la fiscal Pippo hizo una ‘ampliación’ de los nuevos hechos ya que se interpreta que los tres niños son producto de violaciones.
 
Esta semana Reynoso fue llamado a declarar a lo de Pippo. Se lo trasladó de la alcaidía Petinatto, de La Plata, a indagatoria, pero con el asesoramiento de su defensor oficial Roque Funes, se negó a responder las preguntas de Pippo. La representante del Ministerio Público cree que está frente a los nuevos delitos de ‘abuso sexual agravado’, además de los de ‘privación ilegal de la libertad’ y ‘lesiones leves’ y  ‘coacción’. Por ello es que quiso tomar nueva declaración indagatoria.   
 
Al cierre de esta edición Pippo requirió la prisión preventiva  por el encierro de sus familiares, la detención por los abusos y la preventiva por los sometimientos sexuales. En conclusión solicito la preventiva por todos los delitos, que son cuatro hechos gravísimos. La semana que viene el titular de Garantías 1 establecería si dicta la prisión preventiva.
 
En paralelo Pippo planea llevar a Cámara Gesell a la hija de Reynoso, y ver si confirma las situaciones de abusos sexuales. Previamente se harán peritajes para establecer el nivel de su discapacidad mental.  La joven abusada fue descripta hace unos años por una historia clínica con un retraso madurativo propio de una niña de 8 años.
 
En principio se cree que los menores no habrían sido abusados, aunque tal vez hayan sido testigos. 
La familia permanecía en San Esteban, en algunos casos haciendo vida normal y en ciertas ocasiones con cautiverios prolongados. Se cree que en los últimos tiempos, ante el avanzado estado del embarazo de su hijastra, Reynoso habría reforzado el encierro, que finalizó gracias a la intervención de Braian, hermanastro de la chica que vive en Santa Rosa.
 
“Cuando Braian Reynoso rompe un candado y libera a su madre, hermanastra y sobrinos se encontró con que en la pieza había un tacho para que hicieran sus necesidades. Se trata de establecer la ‘privación ilegal de la libertad’ porque hay algunas contradicciones. De cualquier forma la privación de la libertad es un delito que puede ser de efecto instantáneo o continuo, no necesita de una prolongación excesiva”, comentó el vocero consultado. 
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección