El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 30 de mayo de 2017    N° de Edición On Line: 2202

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Radetic, el acusado de correr picadas en la 9 de Julio tiene domicilio en el Barrio Hipotecario y licencia de Cañuelas

El excéntrico personaje ya recuperó la libertad. Lo patrocina el mediático abogado cañuelense Rodolfo Baqué.
Radetic. Según su DNI, vive en un modesto monoambiente de Cañuelas.

BulletRadetic. Según su DNI, vive en un modesto monoambiente de Cañuelas.

14.05.2017, 15:01:01 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
Un joven que el 29 que fue detenido por conducir a 240 kilómetros por la 9 de Julio  tiene varios contactos con Cañuelas. Se trata de Alejandro Gastón Radetic, de 36 años, quien se hizo famoso no sólo por sus excesos de velocidad sino por su excéntrica vida rodeada de lujos y armas en un country de Tigre.
El muchacho, que acaba de ser excarcelado, además de obtener la licencia de conducir en Cañuelas en el año 2012, votará en las próximas elecciones en nuestro distrito.
 
El ahora imputado de “conducción riesgosa” tiene domicilio en el barrio Hipotecario. Lejos de las excentricidades y ostentaciones de su country, su domicilio legal es un modesto departamento de un ambiente.
 
Según el padrón electoral, Radetic vive en Córdoba 50, planta baja ‘B’. Seguramente allí no se hicieron las fotos que pululan en las redes que lo muestran con autos costosos, motos de alta gama, fajos de billetes, ametralladoras y mujeres semidesnudas. Es muy evidente el contraste habitacional.
 
El nombre de su abogado, Rodolfo Baqué, explicaría este extraño detalle del millonario amante de la velocidad. Las versiones aseguran que se trata de una dirección prestada por Baqué cuya familia es propietaria de al menos tres departamentos en ese barrio. 
 
Ante una consulta de este diario Baqué dio una explicación diferente: que su defendido tiene un domicilio en Cañuelas por una ex novia de nuestra ciudad con la que llegó a convivir.
 
Mientras tanto Radetic está en libertad. Enfrenta una causa por “Conducción riesgosa en concurso real con daño agravado”.  Podría recibir una pena de seis meses a siete años de prisión, además de la inhabilitación para conducir.
 
Su licencia fue gestionada en Cañuelas en 2012 y vence en octubre de 2017. Cuando la tramitó aún no se exigía en nuestra ciudad un test psicológico (se incorporó en 2015) y tampoco el libre de deuda por multas de tránsito, detalle, este último, que lo habría impulsado a tramitar la renovación de su carnet en nueva jurisdicción.
 
A partir de la mediatización de su caso, la Oficina Local de Licencias se contactó con la Agencia Nacional de Seguridad Vial y con el Colegio de Psicólogos para analizar la posibilidad de implementar un test psicológico más estricto .
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección