El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 27 de julio de 2017    N° de Edición On Line: 2260

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Polémica por el proyecto para la instalación de baños en los bancos

Fuentes del ámbito bancario afirman que podría haber un “problema de seguridad”. En Lobos se aprobó una ordenanza similar que ya rige en la sucursal del Santander Río.
Santander, sucursal Lobos. Google Street View.

BulletSantander, sucursal Lobos. Google Street View.

08.05.2017, 10:54:13 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
Días atrás el bloque de Cambiemos impulsó un proyecto del concejal Carlos Alvarez que promueve la instalación de baños públicos en las instituciones bancarias, oficinas de correo y en cualquier otra oficina pública donde funcionen cajas de cobro de servicios. El proyecto ingresó a comisión, donde se espera un largo debate antes de su tratamiento en el recinto.
 
El Ciudadano realizó un sondeo del proyecto en los bancos locales, donde la iniciativa fue recibida con enorme sorpresa, ya que no es para nada habitual que las sucursales cuenten con baños a disposición de los clientes.
 
Las fuentes consultadas deslizaron que podría haber un “problema de seguridad” ya que al no poder ser monitoreado por cámaras, el gabinete sanitario podría ser usado para algún delincuente para esconderse; y que se requeriría personal adicional para limpieza. 
 
Sin embargo, muy cerca de Cañuelas, en la ciudad de Lobos, existe un antecedente reciente que hace totalmente viable el proyecto impulsado por Cambiemos.
 
En junio de 2014, durante una suplencia de dos semanas, el concejal del GEN Rubén Gnazzo presentó un proyecto sumamente innovador para la zona: pidió que los bancos, oficinas de correos y supermercados con superficie mayor a 150 m2 cuenten con baños públicos. En el caso de las instituciones ya en funcionamiento, el Concejo les dio un plazo de 60 días para adecuarse, durante el cual tenían que ofrecer baños químicos a sus clientes.
 
A pesar de que el proyecto es mucho más exigente que el impulsado por Alvarez en Cañuelas, fue aprobado un mes más tarde, el 8 de julio de 2014, por unanimidad.
 
“Tengo un negocio a una cuadra de la sucursal del Banco Provincia y permanentemente veía gente haciendo cola. He charlado con gente mayor que se descomponía esperando al sol y le han negado el baño, ni siquiera se lo han dado por una cuestión humanitaria” explicó Gnazzo a El Ciudadano.
 
Lo cierto es que a tres años de la aprobación un solo blanco se acogió a la ordenanza: el Santander Río, cuando inauguró su nueva sucursal de calle Buenos Aires 268. “Nos mudamos a esta sede hace un año y medio  y cuando nos instalamos en el nuevo edificio nos adecuamos a la ordenanza, ofreciendo baños para caballeros, damas y discapacitados. Por supuesto que nos significó un costo importante desde lo constructivo, porque hay que hacer redes de agua fría y caliente, red de cloacas, etc. a lo que se suma el costo de mantención, pero la ordenanza está y hay que cumplirla” dijo el gerente lobense Miguel Avolio.

Según Avolio, “no es frecuente que haya baños públicos en el sistema financiero. En la región no conozco ningún banca que tenga sanitarios, excepto la sucursal de Roque Pérez, donde hay un baño para discapacitados”. Y agregó:  “Todas nuestras sucursales tienen a la automatización, a reducir los tiempos de espera y hacer la atención más ágil mediante sin embargo todas las entidades tienen problemáticas distintas y en nuestro caso hemos decidido adaptarnos a las reglas, a pesar de que el uso que los clientes hacen de los baños es mínimo”.
 
Gnazzo, por su parte, ya con el mandato de concejal vencido, se muestra crítico tanto del kirchnerista Sobrero como del macrista Echeverri, ya que ninguno se interesó por hacer cumplir la ordenanza en los bancos oficiales, donde se registran las esperas más prolongadas. “Ninguno de los dos gobiernos le pusieron voluntad política al tema y los bancos aprovechan porque son reacios a  cumplirlo. Se agarran de que hay un problema de seguridad o que tienen un impedimento del Central, pero eso es falso. Si el Santander lo cumplió, quiere decir que se puede. No creo que el Santander haya hecho algo en contra de la reglamentación. Y El mismo Provincia tiene baños públicos en su sede central”.
 
Ante la falta de compromiso de las instituciones oficiales, Gnazzo prepara una volanteada y una campaña a través de las redes sociales mientras deja picando una pregunta: “Si hasta un barcito de barrio tiene que tener baños, ¿por qué un banco no?”.



Gnazzo, ex concejal de Lobos, autor del proyecto.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección