El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 20 de noviembre de 2017    N° de Edición On Line: 2376

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Fue bautizado Valentino, el ahijado presidencial

El presidente Mauricio Macri envió en su representación al edecán Martín Gómez. Por Ley, el niño recibió una medalla y una beca de estudios en el establecimiento que elija. La ceremonia, a cargo del padre Alejandro Delorenzi, se realizó en la capilla Desatanudos. 
Valentino juntos a sus padres, el enviado presidencial y el padre Alejandro.

BulletValentino juntos a sus padres, el enviado presidencial y el padre Alejandro.

14.04.2017, 16:22:29 | Sociales

Achicar texto Agrandar texto
La pequeña capilla Desatanudos de la Granja Revivir fue escenario de un bautismo singular: el de Valentino Maderna, séptimo hijo varón de Patricia y Marcelo y ahijado del presidente Mauricio Macri.
La ceremonia se realizó el martes 4 de abril a las 11 a cargo del padre Alejandro Delorenzi. Estuvieron los padrinos locales Adriana Salinas y Mario Bobrik y el vicecomodoro Martín Miguel Gómez, enviado por la Presidencia de la Nación en representación de Mauricio Macri.
 
Gómez (miembro de la Fuerza Aérea Argentina) es uno de los tres edecanes que acompaña al Presidente en sus labores o que los representa en ceremonias y actos oficiales. 
 
La misa transcurrió en un clima distendido y ameno. Cuando el vicecomodoro encendió la vela bautismal el padre Ale le pidió: “Manténgala encendida hasta que Racing salga campeón”. “No sé si le va a alcanzar el cirio, padre”  le respondió, cómplice, el edecán. “¿Sos de Independiente, vos?”. “No, de Chacarita”. 
 
Luego, más serio, Alejandro destacó que los bautismos son en realidad más importantes para los adultos que para los niños, porque nos permiten acercarnos a la visión simple y pura del mundo que ellos aún conservan, no contaminada por la “sobreabundancia informativa” de la vida moderna.
 
Como marca el protocolo, Valentino recibió una medalla de Presidencia con su nombre y fecha del bautismo. Además, de acuerdo a la Ley del 28 de septiembre de 1974, tendrá asegurada la cobertura de sus estudios primarios y secundarios en el establecimiento que sus padres elijan. En paralelo, si la situación social de la familia lo requiere, el ahijado podrá recibir una ayuda económica extra.
 
Valentino nació el martes 22 de marzo a las 10.08 en la Clínica Monte Grande con un peso de 3,580. Sus hermanos son Adrián, Mariano, Pablo, Agustín y los gemelos Ian y Thiago.
 
UNA LEYENDA QUE PROCEDE DE RUSIA
 
El beneficio del padrinazgo presidencial nació del mito eslavo del ‘lobizón’, la creencia de que el séptimo hijo varón, al llegar a la adolescencia, se convierte en hombre lobo durante las noches de luna llena y la séptima hija mujer en Vid'ma (bruja). En la Rusia de los zares se procuró salvar a esos niños del abandono y el escarnio otorgándoles la protección imperial. 
 
El primer caso registrado en Argentina data de 1907, cuando el presidente José Figueroa Alcorta aceptó apadrinar a José Brost, de Coronel Pringles, hijo de alemanes del Volga venidos de Rusia. Durante la última presidencia de Perón se legalizó esta tradición que ya estaba dada en la práctica. 
 
María Estela Martínez de Perón la convirtió en Ley el 28 de septiembre de 1974, extendiendo el beneficio a las séptimas hijas mujeres.
 
Según la resolución, los padres pueden optar por el padrinazgo del primer magistrado y la Casa Rosada debe encargarse del hacerle llegar al bebé una medallita de oro y un diploma. También contempla el otorgamiento de una beca para solventar los estudios primarios y secundarios.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección