El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 25 de septiembre de 2017    N° de Edición On Line: 2320

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Inician sumario por vuelco de la camioneta municipal

Se intentará determinar quién le dio la camioneta al profesor y por qué nadie verificó que no tenía licencia. El Ejecutivo incumple una ordenanza de control de vehículos que el mismo oficialismo impulsó hace tres años.
Inician sumario por vuelco de la camioneta municipal

03.04.2017, 11:14:04 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 El vuelco de la camioneta del Instituto Cultural –conducida por un profesor de percusión que tenía el carnet vencido de hacía casi un año- es materia de un sumario administrativo a cargo del equipo legal del Ejecutivo.

Como lo informó El Ciudadano, el 21 de marzo una Kangoo conducida por el profesor Ezequiel Valdes, se despistó en el Camino del Potro y terminó volcada sobre el zanjón. El fin de semana este medio reveló que el docente a cargo del vehículo tenía su licencia desactualizada.
 
El director del Instituto Cultura, responsable del vehículo, informó a El Ciudadano que con fecha 22 de marzo elevó un informe al secretario de Gobierno, Emilio Contreras, y que ese mismo día se inició un sumario administrativo “para deslindar responsabilidades”.
 
En paralelo se efectuó una denuncia del siniestro ante la compañía aseguradora La Caja junto con la declaración jurada que suscriben todos los agentes y personal contratado respecto al uso de los vehículos. “En este caso en particular, el conductor suscribió la suya el año pasado, como el resto de los autorizados” dijo Sarlenga.
 
El jueves El Ciudadano se comunicó por escrito con la sede central de La Caja para determinar el tipo de cobertura que tenía el vehículo y si la documentación irregular del chofer era causal de caducidad de la misma. Al cierre de esta edición la compañía no había brindado una respuesta oficial.
 
ORDENANZA QUE NO SE CUMPLE
 
El 27 de agosto de 2014 el Concejo Deliberante aprobó una ordenanza (Nro. 3016) impulsada por el bloque del FPV que estableció mecanismos de control sobre el uso del parque automotor municipal. El oficialismo decidió avanzar con esa normativa a raíz de las denuncias por descuidos en el trato de las unidades.
 
La ordenanza establecía la creación de un Registro de unidades con el nombre de los empleados y funcionarios afectados al uso de cada una; junto con un detalle del estado de las unidades al momento de su asignación a cada agente.
 
En un artículo se preveía el pago de una bonificación a los conductores de vehículos oficiales que en el término de un año no hubieren sufrido roturas o daños reiterados.
 
En el artículo 7 de la ordenanza se establece que en el mencionado Registro “se asentará copia de las licencias de conducir de los conductores de vehículos y maquinarias motorizadas y se llevará el contralor de las fechas de vencimiento de las mismas”.
 
Está claro que la ordenanza –como tantas otras– no se está cumpliendo. Una correcta aplicación del artículo 7 le hubiera impedido al Sr. Valdes conducir la camioneta Kangoo que terminó destrozada en una zanja.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección