El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 25 de mayo de 2017    N° de Edición On Line: 2197

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Se rompió el Frente Renovador de Cañuelas

Leonel Vázquez y Ayelén Rasquetti ya no le responden a Cristina Rasquetti. Se cayó el pacto de gobernabilidad que la ex senadora había firmado con Gustavo Arrieta.  
Ayelén, Vázquez y Cristina, cuando hacían campaña juntos.

BulletAyelén, Vázquez y Cristina, cuando hacían campaña juntos.

13.03.2017, 10:49:21 | Política

Achicar texto Agrandar texto
La ex senadora Cristina Rasquetti  -quien hasta hace un mes monopolizaba con mano de hierro la conducción del Frente Renovador de Cañuelas- se quedó sin dos de sus tres concejales: el kinesiólogo Leonel Vázquez y su propia sobrina Ayelén Rasquetti acaban de dar el portazo. Y si bien se mantendrán dentro del massismo, lo harán en una nueva línea interna que por ahora no tiene referentes provinciales o nacionales definidos.
 
Esta ruptura podría impactar en el funcionamiento del Concejo Deliberante. Hasta diciembre el Frente para la Victoria contó siempre con una cómoda mayoría gracias al constante apoyo de los tres votos  del Frente Renovador  a partir de un acuerdo firmado entre Cristina Rasquetti y Gustavo Arrieta al inicio del período.  Ese acuerdo nunca se rompió al punto que Vázquez, Ayelén Rasquetti y Gustavo Casamayouret votaron siempre igual que los concejales del kirchnerismo. Con inteligencia los concejales de Cambiemos comenzaron a machacar sobre ese “detalle” señalando que los dos bloques eran, en la práctica, lo mismo.

Con el correr de los meses, puertas adentro del FR, comenzaron escucharse algunos reclamos a Cristina Rasquetti sobre la necesidad de “flexibilizar” el pacto con Arrieta para no hacerlo tan evidente, pero la orden de la “jefa” fue respetarlo a rajatabla. “Nos estamos haciendo pelota políticamente. Al menos tendríamos que discutir o votarles en contra alguna cosa” le reclamaron a Rasquetti, pero su posición fue inflexible.
 
Algunos allegados al grupo afirman que durante las reuniones realizadas en  el quincho o en el living de la casa de la legisladora en la calle Mozotegui, hubo discusiones cada vez más subidas de tono y que en algunos casos se cruzó a los gritos con su sobrina. 
 
El distanciamiento entre Cristina y Ayelén se acentuó en las últimas semanas cuando la joven concejal comenzó a militar en una agrupación de jóvenes massistas denominada “La Renovadora”. Cristina, dicen en su entorno, lo sintió como un desafío a su liderazgo.
 
En el caso de Vázquez hubo un incidente que terminó por distanciarlos. A fines de 2016 el kinesiólogo mantuvo una reunión con Carolina Torrilla (Cambiemos) y Rodrigo Ruete (FpV) en la llamada “Mesa de Violencia Familiar”. Se sacaron una foto y la subieron a Facebook. A los cinco minutos Rasquetti lo llamó a Vázquez en tono inquisidor para pedirle explicaciones sobre la difusión de esa imagen.
 
Pero también hubo una sumatoria de cosas que fueron limando la relación. “Cristina tenía una forma agresiva para conducir a los pibes de la juventud y eso generaba mucha incomodidad. También generó malestar que empezó a hacer lobby para renovar la banca de Casamayouret. Y saltaron muchas cosas raras. En un año pasó de tener un auto 2011 a tener tres autos. El último una camioneta Jeep 0 km”, dijo un allegado a los “rebeldes”.
 
Otro dato que generó mucho ruido fue un artículo publicado por El Ciudadano, en el que se reveló que desde el año pasado Rasquetti ocupa un cargo de asesora en el bloque de senadores del FR de la Provincia de Buenos Aires por el que cobra 13.500 pesos mensuales, algo que la militancia de Cañuelas no sabía. “Nos enteramos por el diario”, dicen.
 
El Ciudadano se comunicó ayer con Vázquez  para confirmar oficialmente la ruptura. “Por el momento no vamos a hablar” fue la respuesta.
 
Esta implosión dentro del Frente Renovador es una mala noticia para Gustavo Arrieta, quien en caso de buscar una nueva banca de legislador necesitará del voto de la mayoría para conseguir la licencia de su cargo de intendente. Cualquiera que haya sido, el acuerdo con Rasquetti ya no tiene vigencia, por lo que ahora el diputado Nacional deberá negociar con dos espacios del massismo. 
 
¿Podrá este nuevo mapa generar cambios en el Concejo Deliberante? Quizá se caiga la mayoría automática del oficialismo y los concejales Vázquez y Ayelén Rasquetti comiencen a tomar distancia de algunas posiciones del oficialismo, pero no hay que olvidar que los dos siempre se mostraron convencidos de un acuerdo de gobernabilidad con el Ejecutivo y opuestos a un alineamiento con Cambiemos.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección