X Cerrar

El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 28 de junio de 2017    N° de Edición On Line: 2231

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

“Quiero buscar testigos y que se haga justicia”

 Sonia Condorí Flores, la madre de Jhostin, el menor de 5 años que murió ahogado en la pileta municipal, invadida por la angustia y el desconcierto.
Sonia y su pequeño Thiago.

BulletSonia y su pequeño Thiago.

26.02.2017, 13:15:47 | Policiales

Achicar texto Agrandar texto
 Hacía calor aquel 5 de enero cuando Sonia abrazó a su hijo de 5 años y lo llenó de besos y le recomendó que no se separara de los profesores. El nene la acarició y le regaló una sonrisa. Era su primer día en la colonia municipal Santa Marta. En vísperas de esa ansiada fecha se había metido en la pileta de un amiguito para practicar como sería eso de la natación que le iban a enseñar en breve.

La noticia que en pleno enero conmovió a los cañuelenses fue recordada esta semana por la mamá de Jhostin en una sorpresiva visita a la redacción de El Ciudadano.

La joven se encuentra en pareja con Juan Carlos y tienen a un bebé de un año y medio, Thiago Benjamín. Todos los integrantes de la familia son nacidos en Orurú, Bolivia, al igual que Jhostin.

“Perdimos el trabajo y la casa. Ahora estamos en la casa de una amiga que nos brindó la habitación de sus hijos. Atendíamos una tienda de ropas de vestir. Los dueños se asustaron y preocuparon después de lo que pasó con mi hijo y nos trataron muy mal, desde dejarnos sin pagar hasta tratarnos de ladrones”, confiesa la joven.

“Estaba contento mi hijo. Había averiguado de la colonia por señoras que iban a la tienda. Y en una pileta chiquita de una amiga había estado todo el día en la pileta porque le encantaba y me decía que quería aprender a nadar. Entonces lo inscribí en la colonia municipal y además porque extrañaba ir al jardín de infantes”.

La madre dijo que “sentí mucha indiferencia de la gente de mi país, de Argentina fueron los que más me ayudaron”.

Tanto ella como su marido piensan que los encargados de las instalaciones “se descuidaron un momento o tal vez Jhostin se cayó o se tiró al agua jugando. No estaban atentos y pasó eso. Cuando pedí ayuda a la Municipalidad para movilizarme me vio Emilio Contreras y me dijo que no había sido un accidente, que le estaban enseñando la plancha y empezó a convulsionar. Lo sacaron del agua y empezó a vomitar comida, yo le dije que no tenía convulsiones. Pero el nunca estuvo enfermo le aclaré. Y desde entonces que no creo que todo lo que me dijeron”.

Desde que ocurrió la tragedia la madre no pudo recuperar la mochila ni las zapatillas del hijito. En tanto la Municipalidad le entregó un cheque para el servicio de sepelios.

Sonia no olvidará que la llamaron a las 16.45 por teléfono antes de ir a retirarlo a la colonia. “Vaya al hospital porque Jhostin se descompuso”, recuerda que le dijeron. 

“Como deseo de Año Nuevo quería una casa y un auto… Ya no lo tengo más, no puedo estar tranquila sin saber lo que pasó. Cada día que se despedía me decía ‘mamita le amo’. Lo llevaba a la tienda o al Parque, jugaba mucho con su amiguito. Había pedido su regalo para Navidad y cuando estaba en la tienda le decía a la gente ‘Feliz Navidad’ y los clientes le corregían que era Año Nuevo, entonces él se mataba de risa y nos decía por qué no le aclarábamos que había pasado la Navidad”.

Los padres están buscando que alguien les cuente qué pudo haber pasado en la pileta Santa Marta. Quienes estén dispuestos a ayudar pueden comunicarse a los teléfonos: (02226) 15 48-4280 / 47- 5668.

Su marido es ayudante de albañil y ella está sin trabajar. Están viviendo en el barrio Sarmiento. Jhostin concurría al Jardín 912 en el barrio Los Aromos. Cumpliría años el 4 de septiembre. Falleció durante el mediodía del 7 de enero.

Los resultados de la autopsia revelaron que el menor sufrió asfixia por inmersión, tal como reveló la autopsia y un informe del Hospital El Cruce que los responsables médicos enviaron a El Ciudadano.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección