El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 26 de abril de 2017    N° de Edición On Line: 2168

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

El nuevo párroco asumirá el 15 de enero

El padre Ramón Costilla ya tiene fecha para la posesión del cargo. Estarán presentes el obispo Gabriel Barba y el vicario general de la Diócesis.
El padre Ramón, muy querido en la comunidad de Rafael Castillo.

BulletEl padre Ramón, muy querido en la comunidad de Rafael Castillo.

03.01.2017, 14:37:57 | Sociales

Achicar texto Agrandar texto
 Monseñor Gabriel Barba pondrá en funciones en la mañana del domingo 15 de enero al nuevo cura párroco de Nuestra Señora del Carmen, Ramón Ignacio Costilla Bazán.

La misa será concelebrada a las 9.30 por monseñor Barba junto al padre Ginio y el cura Ulises Nicolea. También estará presente el vicario General de la Diócesis Fabián Urueña.
 
El padre Costilla Bazán sustituye al padre Walter Bejarano, quien fue destituido de Nuestra Señora del Carmen por orden de Barba. El alejamiento del clérigo, es aún motivo de incógnitas aunque todo parece indicar que el titular de la Diócesis se cansó de los continuos conflictos que se suscitaban entre Bejarano y la feligresía de Cañuelas.
 
Costilla Bazán tiene 59 años y es oriundo de Tucumán. Por estos días viajó a su ciudad natal para pasar las fiestas de Año Nuevo junto a sus seres queridos.
 
UN VOTO DE CONFIANZA PARA COSTILLA
 
Ante una consulta de El Ciudadano, el padre Mario Slongo, ex párroco de Cañuelas durante más de una década, ponderó al padre Ramón Costilla, a quien conoció en el seminario de formación sacerdotal.
 
“En algunos tramos cursamos juntos. Se ordenó un año después que yo, pero es mayor en edad. Es un tipo macanudo, tranquilo, de bajo perfil y de mucho diálogo”, señaló Slongo. Y agregó: “Ha estado en distintas comunidades, fundamentalmente en El Sagrado Corazón de Rafael Castillo donde trabajó mucho con los cursillos de Cristiandad y además como vicedirector de Cáritas”. 
 
Slongo aportó otro dato en la biografía de Costilla: durante un seminario conoció al padre Antonio Díaz, también tucumano y uno de los párrocos más queridos por la comunidad de Cañuelas.
 
Actualmente Costilla tiene a su cargo la parroquia central de Rafael Castillo y unas diez capillas, lo que da cuenta de un trabajo intenso. Sin embargo, la extensión y complejidad de Cañuelas será un desafío no menor para el  sacerdote, que además deberá conducir un complejo educativo, algo de lo que carece su parroquia actual.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección