El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 21 de agosto de 2018    N° de Edición On Line: 2650

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Corrupción en la gestión de libretas sanitarias

Empleados municipales las venden por fuera de los canales oficiales. Cobran $ 500 por cada una y las entregan en sus domicilios particulares.
Corrupción en la gestión de libretas sanitarias

22.10.2016, 17:17:21 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
La Libreta Sanitaria es un Certificado de Salud que el municipio de Cañuelas requiere a los empleados que trabajan en elaboración y distribución de alimentos. Certifica el óptimo estado de salud de los trabajadores para algunas enfermedades de transmisión alimentaria a efecto de evitar su propagación, realizando el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno del trabajador. Es un documento obligatorio que deben tener los empleados de rubros como rotiserías, restaurantes, fábricas de pastas o panaderías, ya que el contacto permanente con sustancias alimenticias los obliga a estar libres de enfermedades que puedan propagarse en la comida.

Para obtener este documento habilitante el interesado debe adquirirlo en la Municipalidad pagando la tasa correspondiente y luego dirigirse al Hospital Marzetti, donde es sometido a una revisión médica por parte de un profesional especializado en medicina laboral.

Esta semana El Ciudadano pudo verificar que existe un circuito ilegal para el otorgamiento de la libreta montado por uno o más empleados del municipio en complicidad con un profesional médico.

Hace aproximadamente un mes un comerciante local vinculado a un rubro de elaboración de sustancias alimenticias adquirió tres libretas sanitarias para sus empleados por las que abonó 1.500 pesos. Acordó con el agente municipal retirarlas en su domicilio particular. A la hora y fecha pautadas el gestor vinculado a la comuna le entregó las libretas en la que constaba que los trabajadores no padecían ninguna enfermedad inhabilitante; que había sometido a estudios clínicos, radiológicos, odontológicos y de laboratorio lo que habían indicado que se encontraban “aptos”.  Al pie estaba la firma del médico interviniente, quien por supuesto jamás entrevistó ni revisó a esos trabajadores.

¿El médico es cómplice de la maniobra o algún empleado utiliza su sello y le falsifica la firma? Tema que deberá investigar el área de Inspecciones que dirige Néstor Contreras.

Si el trámite se realizara en forma oficial, la libreta se debe solicitar en Mesa de Entradas de la Municipalidad y luego el profesional actuante  la debe rellenar tras efectuar el examen clínico. El costo se encuentra detallado en la Ordenanza Tributaria, título VII (Derechos de Oficina). Allí se indica que por cada una se abonará 10 módulos municipales ($ 324,70) cuando el solicitante adjunte exámenes clínicos y/o radiográficos; o 20 módulos ($ 649,40) cuando el solicitante no adjunte exámenes clínicos. La renovación, en tanto, también cuesta $ 324,70.

A muchos comerciantes y pequeños empresarios este canal ilegal de comercialización de libretas les resulta de gran utilidad, ya que abonando 500 pesos se aseguran de que el empleado no pierda media jornada laboral ni que sea rechazado por alguna enfermedad inhabilitante. Poco importa, en este caso, la garantía que debe tener el consumidor acerca de los productos que está consumiendo.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección