El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 25 de septiembre de 2017    N° de Edición On Line: 2320

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

La Fiesta de la Cerveza cerró con más visitantes y buenas ventas

Se estima que unas 50 mil personas recorrieron la muestra desplegada en la Sociedad de Fomento. Algunos productores agotaron su stock.
La Fiesta de la Cerveza cerró con más visitantes y buenas ventas

18.10.2016, 01:25:56 | Arte & Espéctaculos

Achicar texto Agrandar texto
La VIII Fiesta de la Picada y la Cerveza Artesanal de Uribelarrea realizada el 8 y 9 de octubre cerró con un balance más que positivo. Los primeros números difundidos por la Municipalidad de Cañuelas hablan de 50 mil visitantes entre las dos jornadas y ventas cercanas a los 25 millones de pesos.

Algunos cerveceros manifestaron que este año vendieron menos que en 2015, producto de la crisis económico; aunque otros advirtieron que en realidad se incrementó el número de puestos, lo que generó una dispersión del público. También es cierto que la cerveza (con un valor de entre 100 y 130 pesos por litro) estaba demasiado cara en relación a la picada, que se podía conseguir a $ 60 por persona. Muchos optaron por comprar quesos y fiambres y acompañarlos con otras bebidas o con el mate salvador traído desde casa.

“Me fue muy bien, preparé 60 barriles y me quedaron 15. El año pasado vendí  80. Por la situación económica se nota que la gente no gasta tanta, y también había muchos más puestos, por eso la gente se repartió más” relató Enrique Rey, propietario de La Uribeña.

Marcelo Ponce, organizador del stand de la familia Ponce, se quedó más que conforme con el resultado. El puesto (a pesar de que tenía una ubicación no tan central como en otras ocasiones) vendió toda la mercadería. Los sándwiches y calentitos se agotaron a las 6 de la tarde del domingo al igual que las “estrellas” del stand: dos magníficos quesos gruyere de 48 kilos cada uno que los visitantes usaron como telón de fondo para una simpática selfie.

Los números musicales, a pesar de que se está cayendo en una tediosa repetición de artistas, fueron del agrado de los visitantes. Faltaría, para darle “algo más” a la fiesta, un concurso cervecero (sería el primero en el país) y charlas técnicas sobre elaboración de cerveza y chacinados, algo que podría servir para incentivar la generación de proyectos familiares.

La muestra transcurrió con tranquilidad y sin incidentes, salvo por una pelea en la que un sujeto hirió a otro en la cara con una botella rota. En la jornada del sábado hubo un extendido corte de luz que afectó a toda la localidad de Uribelarrea. Afortunadamente los organizadores previeron un equipo electrógeno de Edesur que subsanó el inconveniente. Durante la elección de la Reina también se provocó un apagón en el escenario, que fue reparado tras diez minutos de espera.

La principal falla de esta edición fue la poca cantidad de baños químicos, por lo que se vieron largas colas a un costado del escenario.  En este aspecto se notó que la Municipalidad ya no dispone de los recursos que tenía antes para gastar a mansalva. Asimismo, la comuna también comenzó a cobrar a los productores locales por los stands que antes eran gratuitos. Los puestos de gente de Cañuelas abonaban mil pesos por metro. Los de Uribelarrea fueron los únicos que se mantuvieron sin cargo, aunque sí tenían que pagar aquellos expositores locales que vendían productos foráneos.

A fin de mantener el  bien ganado prestigio y la calidad de la fiesta, es imprescindible que los organizadores incrementen los controles sobre los productos que se venden. El domingo a la noche, por ejemplo, varias personas vieron salir del predio una camioneta con cajones de botellas vacías de Quilmes y Brahma. ¿Algún cervecero “artesanal” tramposo que vendió gato por liebre? Es muy posible. Los inspectores de la Municipalidad deberían  estar atentos para evitar estos fraudes.

Asimismo, se vieron por primera vez varios vendedores foráneos de quesos y embutidos a precios sumamente bajos. ¿Alguien controló la sanidad bromatológica de esos comestibles?

NÚMEROS DE VENTA DIFUNDIDOS POR EL MUNICIPIO


De acuerdo a un relevamiento realizado por la Municipalidad, la VIII edición de la Fiesta de la Picada y la Cerveza Artesanal generó ventas por $ 25.000.000.

 En promedio, los cuarenta productores de cerveza Artesanal comercializaron entre 1000 y 2500 litros durante el fin de semana; que con un valor de venta de $ 100 por litro arroja una facturación bruta que puede calcularse en $ 7.000.000.

Por su parte los elaboradores de fiambres, quesos y chacinados agotaron su stock, algunos promediando la tarde del domingo. En conjunto los puestos comercializaron un volumen en torno a los $ 4.500.000.
 A su vez en la Plaza del Líbano, las instituciones de Uribelarrea desplegaron su propuesta gastronómica tradicional. Algunos stands como el del Centro de Jubilados, vendió solo durante el sábado la producción de empanadas que habían preparado para ambas jornadas. Las heladerías locales que acompañaron la puesta, también agotaron su oferta antes de concluir el evento.

Se registraron ventas también en alza en los puestos de sándwiches, pizzas y choripanes expendieron entre 1.300 y 1.800 unidades cada uno. Sumados los 35 puestos gastronómicos de las instituciones locales, alcanzaron ventas que pueden estimarse en $ 4.500.000.

 El flujo de público excedió los límites del predio beneficiando a todo el mercado gastronómico del pueblo, que registró ingresos brutos por encima de los $ 10.000.000.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección