El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 13 de diciembre de 2019    N° de Edición On Line: 3129

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

La ilusión duró poco

Cañuelas fue eliminado en la primera rueda de la Copa Argentina, al caer como local ante Talleres de Remedios de Escalada por 0-2 el miércoles en el Arín.
La ilusión duró poco

09.11.2013, 01:28:10 | Deportes

Achicar texto Agrandar texto
A diferencia de Talleres, que llegó a Cañuelas con varios suplentes, el rojo puso en cancha lo mejor de su plantel lo que hablaba a las claras de la trascendencia que le dieron ambos elencos a este torneo.

Sin embargo un inexplicable, infantil y a la vez grosero error que tuvo como protagonistas a Aguirre y Maglione le dio la posibilidad a Scornaienchi de poner en ventaja a su equipo con apenas ocho minutos jugados. En otras palabras, el partido apenas había comenzado y el rojo ya tenía que remontar el resultado.

A pesar de ello los de Di Ciancio no se amainaron por aquel tempranero golpe jugándole de igual a igual a un equipo que por momentos calentó el partido pegando en demasía.

Si bien es cierto que Cañuelas no era una aplanadora, también lo es el hecho que la visita tampoco lo era.

A los 20´ Quinteros tuvo que dejar el campo de juego, una baja importante, siendo reemplazado por Morales quien jugó un destacado partido.

Sin embargo nada trascendente sucedió en lo que quedó del primer tiempo.

Ya en el complemento el rojo salió definitivamente a jugarle de igual a igual a un equipo de otra categoría.

En este marco Milano tuvo un nuevo mano a mano en el que salió airoso el “1” visitante aunque, como contrapartida, Peralta vio la roja justo en el mejor momento de su equipo.

A pesar de esta expulsión, Cañuelas siguió buscando dejando la sensación de encontrarse en igualdad numérica con su rival aunque el segundo gol de Talleres, un verdadero golazo en realidad convertido por Britos, sepultó la ilusión no solo de los jugadores sino de la gran cantidad de público local que se acercó al Arín.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección