El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 13 de diciembre de 2019    N° de Edición On Line: 3129

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

A cincuenta años de una carrera épica

En septiembre de 1963 el Cañuelas Fútbol Club organizó la Doble Lobos, una carrera de vehículos antiguos Standard. Alberto Lagos, Lorenzo Iturralde, Arol Crespi y Onésimo Cervella fueron los ganadores en las diferentes categorías. El Ciudadano te muestra una inédita galería de fotos.
Jorge Arín, presidente del Club Cañuelas, entrega el premio Henry Ford a Lorenzo Iturralde, en la sede de la calle Lara.

BulletJorge Arín, presidente del Club Cañuelas, entrega el premio Henry Ford a Lorenzo Iturralde, en la sede de la calle Lara.

08.09.2013, 12:42:52 | Deportes

Achicar texto Agrandar texto
Bajo la organización del Cañuelas Fútbol Club, presidido entonces por Jorge Arín, sellevó a cabo la competencia automovilística denominada Doble Lobos, que contempló la participación de máquinas del año 1900 a 1927 inclusive entregando, entre otros, el Premio Henry Ford con motivo del centenario de su natalicio.

Veinte fueron las tripulaciones que largaron la competencia, aunque tan solo doce de ellas llegaron a la meta. El principal escollo que debieron sortear los pilotos fue el impresionante barrial que se generó a raíz de una intensa lluvia.

La carrera se desarrolló sobre caminos rurales, casi tres mil metros, totalizando la competencia poco más de setenta kilómetros uniendo Cañuelas con Lobos y realizando el recorrido en dos oportunidades. De allí el nombre de Doble Lobos.

La prueba dio inicio en Ruta 205 para seguir por la Aguada (camino de tierra) hasta Empalme Lobos y Lobos para regresar hasta La Tabita y retomar el barro terminando en la Plaza San Martín, justo frente a la sede social del club Cañuelas.

El evento contó con la cobertura de medios gráficos nacionales como fue el caso del diario La Prensa, que le dedicó prácticamente una carilla a la epopeya.

Justamente en aquel artículo, el afamado diario detallaba: “Largada la prueba a intervalos de un minuto entre cada competidor y otro, se notó en seguida el avance del Ford de Lorenzo Iturralde, a quien acompañaban Jorge García y Onésimo Cervella. Alberto Lagos fue el primer competidor que entró en el camino de tierra en La Aguada, seguido por Arol Crespi que aprovechó la detención momentánea de Horacio Reggi, ocupado en colocar cadenas al rodado trasero; luego hizo su paso Cervella, seguido por García. Inmediatamente pasó el vencedor de la competencia, Lagos, que fue el último competidor en largar la prueba”.

Continuando con la crónica de esta competencia histórica, el medio gráfico publicó: “Ya en camino de regreso a Cañuelas, el volante Alberto Lagos logró superar en el camino a Reggi, Cervella y García, colocándose tercero en el camino detrás de Iturralde y Crespi. En el tramo de tierra entre el paraje La Tabita y la calle 25 de Mayo, unos quinientos metros de extensión, el vencedor de la prueba logró acercarse al puntero en el camino, que era siempre Iturralde, quien debió ceder en su empuje ante un pequeño desperfecto en su automóvil, cruzando la meta con fallas en el motor, y el piloto y su acompañante totalmente embarrados a causa de haber corrido sin parabrisas y sin capota”.

CLASIFICACIÓN


El primer lugar fue para Alberto Lagos, acompañado por Amor Maruge, con Rugby 1925 seguido por Lorenzo "tito" Iturralde (Luis Donatti) con Ford T 1925, Arol Crespi (José Samarati) con Ford 1918, Horacio Reggi (Osvaldo Rodríguez) con Ford 1925, Onésimo Cervella (Ismael Baigorria) con Ford 1925, Juan Carlos "pecheque" Iturralde (Abel Bonavita) con Ford 1927, Jorge "pucho" García (José Luis "penacho" García) con Ford 1925, Zoilo Rojas (Jorge Césaro) con Ford 1920, Gustavo "tacho" Lamarca (Julio Alvarez) con Ford 1920, Antonio Domenech (Mario Torres) con Ford 1922, Carlos Casaro (José Vagnoli) con Ford 1927 y Juan Carlos Barbieri.

El ganador del Premio Henry Ford, donado por la mismísima automotriz, fue Lorenzo Iturralde, quien ganó también el Premio Comisionado por cumplir el tramo Cañuelas-Lobos en 39´59´´.

Por otro lado el ganador de la Categoría Ford T hasta 1920 fue Arol Crespi con una destacada actuación por ser el motor más antiguo (1918), quien corriera además con parabrisas y techo de lona que ofrecían una gran resistencia al viento.

Por otro lado el Premio Especial al “Más Héroe” fue otorgado a Onésimo Cervella, clasificado quinto, por contar con setenta años de edad y haber sido vencedor del Gran Fangio en los tiempos heroicos del Automovilismo Nacional.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección