El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 23 de marzo de 2019    N° de Edición On Line: 2864

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Preocupación en el CPA

La sede será traslada al Hospital Marzetti porque el Ministerio de Salud dejó de alquilar la vivienda de la calle Acuña. El nosocomio no cuenta con instalaciones adecuadas para garantizar la atención de los pacientes en tratamiento contra las adicciones.

20.08.2013, 14:42:25 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
El Centro Preventivo Asistencial (CPA) comenzó a operar en Cañuelas hace 16 años, nueve de los cuales funcionó en la vivienda de Acuña 638, un lugar amplio con distintas dependencias para recibir a los pacientes en un ámbito confortable y reservado.

Por problemas presupuestarios, el Ministerio de Salud decidió suspender el alquiler de ese inmueble y trasladar el CPA al viejo sector de pediatría del Hospital Angel Marzetti.

Esta noticia generó una conmoción entre los profesionales del CPA, ya que las nuevas dependencias se encuentran muy deterioradas.

El espacio tampoco parece suficiente para ofrecer una adecuada atención a los 50 pacientes que están en tratamiento, ni para el funcionamiento de los talleres de prevención que regularmente se dictan a manzaneras y referentes barriales.

“Estamos viviendo una situación de cambio importante. Las instalaciones que nos ofrecen en el hospital no están en condiciones. Desde el Ministerio de Salud está saliendo un subsidio para hacer arreglos y divisiones con durlock, pero creemos que el subsidio tampoco alcanzaría porque hay problemas con el techo y los baños”, describió la titular del CPA, Lic. Silvia Reale.

La profesional destacó que la vivienda de la calle Acuña ya estaba institucionalizada como sede del Centro Preventivo. “Teníamos distintas oficinas para recibir a los pacientes en un ámbito de reserva que se requiere en estos casos, una sala para las reuniones del equipo y un sector para dictar talleres. Va a ser muy complicado sostener eso en el nuevo espacio del Hospital. Pero estamos haciendo todo el esfuerzo generar un ámbito digno”, añadió.

El personal del organismo se encuentra atravesando una situación de incertidumbre ya que deben abandonar la casa en cuestión de días porque un nuevo inquilino la reclama. Las refacciones en el Marzetti demorarán un tiempo, por lo que no hay certezas de lo que ocurrirá en el mientras tanto.

Ahora todas las expectativas están puestas en la futura apertura del Hospital de la Ruta 6, lo que podría garantizar una mayor disponibilidad edilicia en el Marzetti a partir de mediados de 2014.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección