El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 23 de agosto de 2019    N° de Edición On Line: 3017

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

La intendenta podría fijar topes para la asignación de publicidad oficial

Así lo adelantó a El Ciudadano, sorprendida por los montos que la Subsecretaría de Comunicaciones repartió en 2011 y 2012 entre los medios amigos.
Marisa Fassi cuestionó decisiones de su funcionario, Enzo Peralta.

BulletMarisa Fassi cuestionó decisiones de su funcionario, Enzo Peralta.

04.06.2013, 21:27:34 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
La intendenta Marisa Fassi aseguró que en breve enviará al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para fijar “un piso y un tope máximo” en la asignación de publicidad oficial para los medios de comunicación.

Así lo indicó la mandataria luego de que este diario revelara la distribución de 1,2 millones de pesos en los ejercicios 2011 y 2012.

Los datos aportados por este diario demostraron claramente que el municipio favoreció con un mayor volumen de fondos a los medios oficialistas. Es así que las producciones de José Del Valle, por citar un ejemplo, recibieron más de 200 mil pesos en dos años.

Consultada por este diario, la mandataria consideró “importante” hacer publicidad oficial en los medios “para difundir las buenas noticias” que genera el municipio.

Sin embargo, en una velada crítica al secretario de Comunicación, Enzo Peralta, dijo que “Hay que ser más equitativos en la distribución. La radio de Gladys Amundarain, por ejemplo, se quedó muy atrás”.
“Lo que voy a hacer ahora es enviar un proyecto para establecer un piso y un tope máximo de dinero que van a poder recibir los medios”, añadió.

PERALTA SE DEFENDIÓ PERO NO ACLARÓ NADA


En la edición de la semana pasada este medio reveló además que solamente en 2012, siendo funcionario, el secretario de Comunicación, Enzo Peralta, pagó 65 mil pesos de publicidad para su propia radio. Una parte fue facturada por él mismo y otra por su hermano. Además, contrató a una empresa encabezada por un pariente de su esposa para diseñar el sitio web municipal, con un costo de 66 mil pesos.

El funcionario en ningún momento desmintió esas cifras, aunque brindó una estrambótica argumentación. En esa línea dijo que si se divide por meses y días toda la plata que pagó a su radio daría $ 4,50 por hora, un monto que consideró ínfimo.

Además, dijo que contrató a la empresa de Hernán Brignani para rediseñar el sitio web del municipio porque es la misma firma que se ocupa de manejar el sitio web de la Manzana de las Luces; y luego dio a entender que se le efectuaron 10 pagos mensuales de 6.600 mil pesos en concepto de mantenimiento. En este punto mintió, ya que la empresa recibió seis pagos, uno de ellos por 20 mil pesos.

Todos los detalles, algunos erróneos, que presentó Peralta en su propia radio, no le alcanzaron para explicar algo esencial: que siendo funcionario público no puede contratarse a sí mismo ni a su familia.
El funcionario K calificó el artículo de El Ciudadano como “una operación de prensa desestabilizadora” contra el gobierno de Marisa Fassi y como una resistencia de este medio a la multiplicidad de voces.

“Lo que se discute es el relato, muchachos. Que un relator de fútbol que no le rompía las pelotas a nadie hoy es un relator de la sociedad, eso es lo que le hace mella a El Ciudadano. Antes había un solo relator de la realidad”, concluyó, tal vez olvidado que desde 1983 siempre hubo amplia pluralidad de medios en Cañuelas.

Entre tanto, los datos publicados por este diario le provocaron un fuerte disgusto al ministro Gustavo Arrieta, quien le habría ordenado a Peralta encontrar a la persona que supuestamente filtró a El Ciudadano datos contables muy sensibles.

“Los jefes están caminando por las paredes y ordenaron una caza de brujas para encontrar al informante. El pibe nacpop anda bastante preocupado porque tiene miedo de que se haya filtrado mucha más información”, reveló a El Ciudadano el testigo de una semana en la que resurgieron intrigas y sospechas en el Palacio.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección